Historia Otomana: más allá de lo contado

Roxelana y Solimán “el Magnífico”

La extraordinaria historia otomana de amor entre una esclava y un poderoso sultán. Supo conquistar a uno de los sultanes más poderosos de aquellos tiempos.

En la historia otomana fue uno de los sultanes más famosos de la época. Las mujeres otomanas normalmente eran muy recatadas, y como solemos decir nosotras, muy nuestras.

La gran emperatriz

Así describen algunos historiadores a Roxelana, la esclava que conquistó el corazón de Solimán “el Magnífico” y se convirtió en sultana.

Su gracia, inteligencia y sobre todo astucia influyeron en la voluntad del sultán que gobernó el Imperio otomano entre 1520, expandiendose por Europa, Asia y África.

Pero ¿quién fue esta mujer que consiguió quebrar varias reglas de la época? ¿Y cómo logró liberarse de la esclavitud y convertirse en poderosa?

Otomana Roxalana y Soliman
Foto libre de copyright: Pixabay

La favorita

Se estima que Roxelana, también conocida en Occidente como Roxolana, Roxana o Rossa, por su cabello rojizo, vivió 58 años. Toda esta fuente ha sido consultada en BBC.

Se casó con ella, la llevó a vivir en sus habitaciones en el legendario Palacio Topkapi. La hizo madre de seis de sus hijos y la convirtió en su principal consejera”. Todo descrito por Daniel Samper Pizano en su libro “Camas y famas”.

Que un sultán contrajera matrimonio con una esclava se trató de un acontecimiento extraordinario para la cultura y la época.

Solimán, un sultán con un harén de cientos de mujeres, se convirtió en monógamo al prometer amor y no tener relaciones sexuales con ninguna otra mujer.

El Imperio Otomano fue uno de los más grandes de la historia.

Con una dinastía que abarcó 600 años, en su apogeo incluyó lo que ahora es Bulgaria, Egipto, Grecia, Hungría, Jordania, Líbano entre otros.

En algunos países, se trata de un legado que prefieren olvidar, en otros es un tema acaloradamente debatido o parte del orgullo nacional.

De lo que no hay duda es de que se trata de un tema fascinante.